REDTUVIR - RED DE TUTORES VIRTUALES

Fortaleciendo competencias digitales en entornos virtuales de aprendizaje.

La   vida nos lleva por distintos   caminos que el ser humano en su existencia transita este devenir como afirman los griegos trae consigo una variedad de experiencias las mismas que lleva al ser humano a modificar este accionar existencial.  Me refiero  en esta oportunidad  a la  dualidad que existe  entre la fe y la  zona de  confort   que adopta el cristiano frente a la vida y su fe y el rol que esta  cumple en su accionar diario .La Biblia  nos enseña   que debemos  estar siempre  vigilantes ante  las acecho  del satanás    y sus  protagonismo  que tiene  en  este mundo  así  lo afirma   la biblia que  debemos  estar en constante  vigilancia    para ello  debemos siempre cumplir acciones  que nos lleva a  tener una disciplina  que alimenta  nuestra vida espiritual  y material

 

1. Alimentar mi fe. El alimento de un cristiano no debes ser una comida chatarra   de be ser un manjar preciso el cual nutra nuestra alma y el mejor alimento para nuestro espíritu   es la oración a Dios y su palabra. Debemos aceptar desafíos y retos transformándonos en atletas olímpicos para Jesucristo y nuestra medalla de oro será salvar el alma de alguien que está encaminado a servir y padecer eternamente si esta persona   pierde su alma.

 

2. Fortalecer mi fe. La fe no crece cuando todo marcha como de costumbre y sin sobresaltos, cuando todas mis necesidades están cubiertas, cuando puedo encargarme del trabajo por mi cuenta o cuando sé a qué atenerme. En esas circunstancias me va de lo lindo. En cambio, cuando las cosas se ponen difíciles, cuando no puedo llevar la carga a solas, cuando tengo que encomendar la situación a Dios y poner en Sus manos lo que no puedo hacer por mí misma, entonces mi fe se fortalece. «Confía en el Señor con todo tu corazón; no dependas de tu propio entendimiento. Busca Su voluntad en todo lo que hagas, y Él te mostrará cuál camino tomar» (Proverbios 3:5,6; NTV). Siempre que dependa de Dios y confíe en Sus promesas, mi fe se fortalecerá.

 

3. Estirar mi fe. Una vez que mi fe se ha fortalecido, es hora de lanzarme a hacer cosas que pueden resultarme abrumadoras; o lo que viene a ser lo mismo, salir de ese espacio en que me siento cómoda y segura. Una vez más, la fe no tiene ocasión de crecer cuando todo fluye como de costumbre. Aunque a veces las dificultades y exigencias vienen por sí solas, si realmente quiero que mi fe crezca, tengo que decidirme a probar cosas nuevas, buscar desafíos, actividades que me exijan.

 

En la Biblia algunas personas se encontraron en situaciones difíciles que las obligaron a estirar su fe; pero otras tomaron la iniciativa, pues esperaban mayores respuestas de Dios; y Él no las defraudó. Algunas de las cosas más increíbles sucedieron cuando alguien actuó por fe e hizo algo que para todos los demás parecía una locura.

Por ejemplo, una vez los discípulos de Jesús estaban en una barca a varios kilómetros de la costa cuando Jesús se les acercó caminando sobre las aguas. Ese fue un gran milagro que reforzó la fe de los discípulos. Pedro, no obstante, fue más lejos: dio literalmente un paso de fe al salir de la barca, poner los pies sobre el agua y dirigirse hacia Jesús. No tenía por qué hacerlo; pero estoy segura de que caminar sobre el agua, aunque fuera solo por un momento, le inspiró muchísima fe (V. Mateo 14:22–32).

En vista de todo eso, ¿qué sentido tiene fortalecer nuestra fe? Jesús enseñó que una fe del tamaño de un grano de mostaza puede hacer portentos. Cuando nuestra fe no llega a ser mayor que una diminuta semilla de mostaza, Él se sirve de lo poco que tenemos. Pero creo que Él no desea que nuestra fe permanezca tan pequeña. Creo que espera que crezca a medida que lo vemos obrar en favor nuestro una y otra vez.

Dios tiene grandes planes para cada uno de nosotros y nos pone en situaciones que nos preparan para esos planes. Sin embargo, nos hace falta fe para lanzarnos, para actuar y empezar a construir lo que Dios dispuso para nosotros. Si esperamos a que todo parezca seguro, es posible que desaprovechemos alguna oportunidad.

Una de las definiciones de fe es «confianza en la capacidad ajena». Tener fe es hacer lo que Dios nos pide, aunque sepamos que somos incapaces, porque confiamos en Su capacidad para obrar a través de nosotros. «No que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios» (2 Corintios 3:5). «[Jesús] me ha dicho: “Bástate Mi gracia; porque Mi poder se perfecciona en la debilidad”» (2 Corintios 12:9).

Fuente

 RAMIREZ R    2016 “Visión de la fe a luz de la zona de confort “

Educadores Asociados

http://ramiolra,es,tl/ 

http://activated.org/es/fe/en-accion/fe/item/1556-la-fe-y-las-zonas...

 

 

 

 

Vistas: 7

Responde a esto

2da Especialidad Virtual

Insignia

Cargando…

Foro

Crea y administra tu aula virtual

Iniciada por Carlos Alfredo Arca Alarcón en HERRAMIENTAS Y RECURSOS PARA EDUCACIÓN VIRTUAL. Última respuesta de Ricardo Jose Hernandez Sandoval Oct 21, 2017. 7 Respuestas

VIRTUAL EDUCA 2014

Iniciada por José Antonio Seclen Rodriguez en HERRAMIENTAS Y RECURSOS PARA EDUCACIÓN VIRTUAL. Última respuesta de josué Ever Melgarejo Rosales Dic 3, 2016. 4 Respuestas

Herramientas y Recursos para el e-Learning

Iniciada por FREDDY BENAVIDEZ NUÑEZ en HERRAMIENTAS Y RECURSOS PARA EDUCACIÓN VIRTUAL. Última respuesta de JENNY MARGARITA RODRIGUEZ RODRIG Feb 11, 2016. 3 Respuestas

© 2018   Creada por FREDDY BENAVIDEZ NUÑEZ.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio